El Alcalde

Biografia Ricardo Alvarez
Alcalde del Distrito Central
2006-2014

Ricardo Antonio Álvarez Arias nació un 04 de febrero de 1963, es el primogénito del matrimonio conformado por Doña Idarela Arias y Don Ricardo Alvarez (QDDG).

Alvarez nació en la ciudad de Panamá, a los pocos días sus padres regresan a vivir a Tegucigalpa. Desde muy pequeño sus abuelos, doña Estela y don Juan Alvarez, quienes vivían cerca de los mercados de Comayagüela y se caracterizaban por ayudar a los desprotegidos, le enseñaron a identificarse con las necesidades de los más pobres y es desde ese momento que inicia su interés de solidarizarse con los más necesitados.

A finales de los 60´s el hoy alcalde del Distrito Central inicia sus estudios pre-escolares en la Escuela Americana institución que lo alberga hasta 1981, año que culmina la secundaria.

Durante su infancia y adolescencia Ricardo participa en equipos de fútbol, su gran pasión, en ligas juveniles de baseball, práctica golf, deporte del cual su padre fue campeón nacional.

En 1982 luego de ganar una beca ingresa a la Universidad de Saint Thomas en Houston Texas, donde estudia Administración de Empresas, titulo que obtiene en 1985, luego se traslada a la Universidad de Miami en Florida a sacar una maestría en Administración de Empresas la cual culmina en 1987.

Al terminar sus estudios superiores Ricardo regresa a Tegucigalpa para poner en práctica los conocimientos adquiridos, inicia su vida profesional trabajando como Gerente General de Transporte Triti, luego en 1987 pasa a ser gerente general de ventas en Álvarez Automotriz.
El 17 de febrero de 1990, después de un noviazgo de seis años, se casa con la joven economista Lucrecia Mejía con quien ha procreado tres hijas y un hijo, Ana Elena, Analisa, Ariana y Ricardo Antonio Juanjosé.
Entre 1990 y 1994 trabaja como servidor público en la alcaldía del Distrito Central, entidad en la que se desenvuelve como, Fiscal Municipal, Asistente de la alcaldesa doña Nora Gúnera de Melgar y como Gerente de Servicios Públicos, puesto que le permite conocer las necesidades de las personas que laboran en los mercados y ganar el cariño de muchos que en la actualidad continúan siendo sus amigos.

A partir de 1994 hasta 1998 se desenvuelve como regidor municipal cargo desde el cual atiende a los cientos de capitalinos que acuden a su oficina para que este joven nacionalista les ayude a resolver sus problemas.

Además continúa practicando su carrera y en ese lapso de tiempo labora como Gerente General de Intermediaria Financiera, luego pasa a ser gerente de la Promotora Bursátil, S.A. y posteriormente se convierte en el presidente de Promociones e Inversiones de Honduras.

Inmediatamente ingresa al grupo Financiero Ficohsa, donde inicia como gerente general de la Arrendadora de esta bancaria, enseguida pasa a ser el vicepresidente de Servicios Financieros de esta misma institución.


Es mientras se desempeñaba en estas funciones de la banca privada cuando en junio del 2000 inicia la campaña del candidato presidencial Ricardo Maduro, razón por la cual decide abandonar dicho puesto para dedicarse a la política a tiempo completo.

En el transcurso de los dos años de campaña Ricardo se dedica a trabajar a la par del entonces candidato presidencial, asistiéndolo en todas sus actividades y participando en diferentes comisiones.

Al ganar las elecciones y a partir del 27 de enero del 2002 cuando Ricardo Maduro toma posesión como Presidente de la República, Alvarez inicia su gestión como Ministro Secretario Privado de la Presidencia, cargo a través del cual tiene la oportunidad de desarrollar diversos programas en beneficio de los sectores más vulnerables.
Durante este puesto, el funcionario rompe la tradición de las personas que han desempeñado esta obligación, quienes se dedicaron únicamente a acompañar al dignatario en sus funciones, Ricardo aparte de asistir al Presidente Maduro abre las puertas de su despacho para poder atender de alguna manera las demandas de todos aquellos que le acuden.
Al ver las necesidades que sufren los más pobres de la capital el Secretario Privado impulsa diversos proyectos sociales a los que les denomina “60 horas de Acción Social” las cuales consisten en intensas jornadas de trabajo que se enfocan en los sectores más vulnerables de la ciudad.
Además de desenvolverse como Secretario Privado, Alvarez también es nombrado presidente de la Comisión Nacional Pro Instalaciones Deportivas, Conapid, cargo desde el cual tiene la oportunidad de ejecutar proyectos que buscan alejar a la niñez y a la juventud de las drogas y las pandillas.

Al llegar a la Conapid inicia dos importantes programas “Adelante Campeones” y “Fútbol para la Vida”, ambos dirigidos a cientos de niños y adolescentes que no tienen acceso a infraestructuras deportivas adecuadas o no pueden asistir a escuelas privadas de balompié.

“Adelante Campeones” enmarca la construcción de canchas con el objetivo de brindarle espacios deportivos a todos los niños, niñas y jóvenes que habitan en los sectores más vulnerables del país.

El programa “Fútbol para la Vida” es una iniciativa del reconocido futbolista hondureño Héctor “Pecho de Águila” Zelaya quien tiene la visión de brindarle a la niñez capitalina que vive en los barrios y colonias más pobres una oportunidad de integración, solidaridad, superación, lealtad, orgullo, respeto y responsabilidad.

Al ver la proyección de “Fútbol para Vida” Ricardo lo incorpora dentro de los proyectos de la Conapid, este programa se extendió durante la administración de Maduro a unos ocho mil niños y niñas que integraron 146 equipos de balompié.

Conjuntamente Alvarez se desempeñó como diputado al Congreso Nacional y como Pro-Secretario del Comité Central del Partido Nacional.

Todas las actividades que Ricardo Alvarez ha realizado durante más de 20 años son admiradas por el pueblo capitalino quien ve en este joven una persona con un alto espíritu de solidaridad con los que más lo necesitan, características que lo convierten en aquel momento en el principal candidato a alcalde de Tegucigalpa.
Al convertirse en candidato a la comuna capitalina Alvarez marcó su campaña política con programas sociales, entre ellos “Agua para Vivir”, “Techos Dignos” y “60 meses de Bacheo por la Capital”, proyectos que fueron muy bien vistos por los capitalinos, quienes el 27 de noviembre de 2005 lo convirtieron en el alcalde del municipio del Distrito Central.

El 25 de enero de 2006 Ricardo Alvarez toma el bastón de mando de la capital, y en compañía de los regidores, bajo el lema Acción. Honestidad. Primero los Pobres inicia el camino que conduce a la ciudad que todos queremos.

El principal logro de Alvarez desde el inicio de su administración es establecer una Corporación Municipal unida, sin intereses políticos, que trabaja en equipo y que lucha por lograr el desarrollo de la capital.

Liderar un equipo de trabajo fusionado, ha permitido que su gestión tenga significativos logros que marcan el cambio en la ciudad y que regresa a los habitantes el orgullo de ser capitalinos.

Entre los principales triunfos de su administración se puede mencionar la recuperación de la Plaza Los Dolores, hoy convertida en la Plaza de la Cultura, ya que es el escenario de muchas presentaciones artísticas.

Asimismo resalta la recuperación de la peatonal, que durante más de 20 años fue ocupada por vendedores ambulantes, quienes luego de dialogar con las autoridades municipales decidieron trasladarse al centro comercial La Isla, acción que permitió que los capitalinos volvieran al centro y que pudieran disfrutar del ahora Paseo Liquidámbar.
De la misma manera Alvarez se ha interesado por mejorar la infraestructura vial de la ciudad por lo que ha aprobado la ejecución de importantes proyectos como el paso a desnivel Cuatro puntos cardinales, ubicado a inmediaciones del Estadio Nacional, la calle Chile-Cerro Grande, la reconstrucción total del bulevar del Norte y la calle principal de la colonia San Miguel, el Interconector El Dorado y el Paso 12 a inmediaciones de la Universidad Nacional.

Otro programa que se destaca dentro de su administración es el apoyo que recibe de la población con el Programa Esfuerzo Conjunto, mediante el cual se ejecutan proyectos viales con el apoyo de los vecinos, una muestra de esta modalidad es la rehabilitación de la 5ta calle de la Torocagua, donde sus habitantes después de 42 años pudieron ver realizado el sueño de tener una calle en buen estado.

Además sobresale en Plan Capital 450, la ciudad que queremos, un proyecto a largo plazo que propone implementar obras para el mejoramiento de la infraestructura de la ciudad y programas de carácter social en el campo de la educación, transporte, agua potable y saneamiento básico, recuperación de espacios públicos, áreas verdes, descentralización y gestión de riesgos.

Asimismo busca crear un sentido de pertenencia y cultura en la población, entre otros temas estratégicos que serían desarrollados en los siguientes 22 años, con el apoyo de la Cámara de Comercio e Industria de Tegucigalpa, CCIT, y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD.

Otro punto que destaca la administración de Ricardo Alvarez son los programas sociales que lleva a los más necesitados de la capital entre estas actividades Agua para Vivir, Techos Dignos, La Funeraria del Pueblo y los buses Primero las Damas

Siempre enfocado en los más pobres el jefe municipal con el apoyo de su corporación ha implementado el programa de alfabetización “Yo si Puedo”, dirigido a personas adultas que por una u otra razón no tuvieron la oportunidad de aprender a leer y escribir en su infancia.

Con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para la Infancia, Unicef Alvarez continúa ejecutando el programa deportivo Fútbol para la Vida en la municipalidad, por lo que hasta la fecha ha llegado a unos cinco mil niños y niñas pobres de la capital.

También es de interés para Alvarez fortalecer la familia, por lo que con unanimidad de votos se aprobó que el mes de agosto las bodas realizadas por la comuna capitalina serían totalmente gratuitas, medida ejecutada con el fin de rescatar los valores familiares y lograr que las parejas que por años han vivido en unión libre formalicen su relación.

Su alto nivel de aceptación lo perfila como uno de los principales líderes del Partido Nacional, por lo que después de salir como el convencional más votado las autoridades de este organismo político lo convierten en el presidente del Comité Central del Partido Nacional.

Esta nueva faceta Alvarez la toma como un reto para servir a Honduras, trasformar el país e impulsar la revolución por los pobres y por la dignidad de la nación.

Todas las acciones ejecutadas en el tiempo de su gestión permiten que Ricardo mantenga un alto perfil ante la población capitalina, quien mira con agrado las obras y proyectos ejecutados hasta la fecha, por lo que unos 200 mil capitalinos lo reeligieron cuatro años más en su cargo a fin de que pueda continuar con su proyecto de Primero los Pobres.

youtube

Loading...
Loading...

facebook