Agua Para Vivir

Una solución para una ciudad que “muere de sed”


La escasez de agua en la capital golpea a los más pobres, se estima que unos 350 mil capitalinos no están dentro de la red del Servicio Autónomo Nacional de Acueductos y Alcantarillados (SANAA), lo cual afecta su calidad de vida y los hace vulnerable a enfermedades gastrointestinales y respiratorias.

Para poder enfrentar la sequía que enfrentan miles de capitalinos que no cuentan con este servicio potable en ninguna fecha del año, la administración municipal del alcalde Ricardo Alvarez, creó desde 2006 el programa Agua para Vivir, mediante el cual se han beneficiado 53 mil familias de 128 barrios y colonias pobres de la ciudad.

El abastecimiento de este vital líquido se hace mediante un horario fijo en los sectores beneficiados, donde 19 cisternas llevan a diario diez mil galones de agua gratuitos que contribuyen de una manera considerable en la economía de los hogares que son favorecidos.

Agua para Vivir palea en parte la necesidad de agua en la capital, los 19 carros cisterna hacen 96 viajes diarios a diferentes zonas de la ciudad, cada barrio o colonia es visitado cuatro veces al día para cubrir la demanda incesante que existe del vital líquido.

Esta obra social que a diario se hace presente frente a las humildes casas de madera, cartón y plástico de los barrios en extrema pobreza del Distrito Central, no solo cumple la función de llevar el vital líquido a esos humildes hogares construidos sobre calles polvorientas,

también contribuye a la economía de los demandantes, quienes se ahorran de 30 a 35 lempiras por barril, que es el monto que cobran los carros cisterna que tienen su negocio particular.

Al abastecer con este vital líquido a los sectores vulnerables,
aparte de solventar la falta del mismo, la Alcaldía contribuye a que menos niños y niñas enfermen a consecuencia de diarrea, cólera, infecciones de la piel, y otras enfermedades producidas por la falta de los servicios básicos, especialmente el agua.

Los tanques cisterna se abastecen de agua potable que proporciona el SANAA, lo que permite un suministro permanente y de calidad para mejorar el sistema de vida de la población más vulnerable, especialmente los niños y niñas.

Para continuar con este programa social en el 2011 la comuna capitalina destinó cerca de 20 millones de lempiras, que servirán para garantizar que el abastecimiento de este vital líquido continúe llegando a los más pobres de la ciudad.

Contacto
Ramón Rodríguez
Gerente de Agua para Vivir
Celular: 9959-9302


youtube

Loading...
Loading...

facebook